…me llamarán escritora

Por: Anaïs López Masih

Ante un anhelo… 

me llamarán poeta. 

Julia de Burgos en Poema Para Mi Muerte.

Anoche escribí. Ésta mañana edité. 

Ya terminé el texto del homepage en mi website. 

Ahh, nosotros los publicistas creativos y el “unique selling proposition”. Ese concepto basado en la declaración de beneficio único al producto. La promesa que alcanza el consumidor de eso que compra. El corazón del proceso creativo en la publicidad. 

Mientras mis colegas hombres de cuando trabajaba como ejecutiva de publicidad me decían: 

 yo pensaba con los ojos de pescao’ abombao’:

“estos machos cabríos son la peor dupla que puedo conseguir”. (¡Dios se apiade de ellos!).

(A los que viven en Guaynabo y son mujeres: Así es que habla el publicista de ti a puerta cerrada. Soy franca, no voy a tapar el sol con un dedo. Te lo explico para que pienses, antes de comprar productos o servicios, en el rol que juegas en el mainstream cuando lo haces. También decimos que las masas son brutas. Ten cuidado con lo que compras y auspicias si carece de responsabilidad social). 

Y ¿qué de las amigas?

Muy metidas en su rol dentro del patriarcado como para perder el tiempo escribiendo de ellas (¡Dios las haya perdonado!). 

Cuando a una mujer le pacifican su carácter de psicología positiva desde su niñez, sufre de inseguridades que la llevan a comparar su vida con la de los demás.

Cuando a una mujer le pacifican su carácter la llevan a lidiar con el síndrome del impostor y estar petrificada antes de abrir la puerta al éxito del emprendimiento creativo. 

Aunque trabajas duro para continuar tu educación y alcanzar credenciales de prestigio, te encuentras en la arena movediza de desconfiar de tu capacidad para lograr el éxito en la administración de una, o varias empresas, y esos pasos que determinaste tomarías (¡Dios te haya perdonado! No desarrollar tus talentos sigue siendo pecado).

En una de mis conversaciones con Mami en aquel Verano del 19′ fue ella quien me dijo:

Mami sabe que mi carácter es fuerte y será imposible bajarle.

¿Quién soy entonces?

El rencor es, desde la psicología, ese sentimiento en tus emociones que surge cuando las cosas no salen como quieres. Es el adjetivo que resume la injusticia patriarcal en mi vida profesional. Obediente a lo que la escalera corporativa ordenaba de mí, aunque eso no era lo que yo quería en mi “career path”:

“Sí señora, lo que usted diga. 

“Cómo usted diga, cuándo usted diga señora. Aunque sean las dos de la mañana y escribes a mi celular personal sin reembolso de servicio, tampoco me da estacionamiento en lugar de trabajo y mucho menos plan médico”. Pagar pa’ tener capital. ¿Qué te parece?

No valía la miseria de sueldo que pagaban mucho menos las exigencias de sacrificio de vida personal y salud. (Yo ganaba $15,000, el hombre ganaba $50,000).

Cada vez que la mujer segura que vive en mí intentaba acallar su inseguridad, y clamó por sus derechos humanos violados, cerraban de forma automática las puertas a mi crecimiento profesional aunque se pintaban la frente el miércoles Santo. (¡Dios las perdone!).

Por que el patrono es patriarca, aunque tenga hembras hembristas al mando (equivalente del macho en el machismo si eres mujer), y al patrono patriarcal no le puedes echar en cara el efecto de su opresión. Si lo haces más te pisotea y más barre el suelo contigo. 

La escritura te hace inmortal, y anoche sentí que mi dupla creativa perfecta trabajó a mi lado. 

Julia de Burgos me acompañó con su poema Se me ha perdido un verso y las palabras trancadas en mí, que hoy lees, al fin pudieron salir de una manera en la que me enorgullece.

Me propuse ser productiva durante la cuarentena por COVID-19. Las oportunidades con el coronavirus. Ejecutar planes que tenía postergados por el síndrome del impostor. Sanar. Superar. Poner a correr mi website. Muchos se quejan de cuan vulnerable soy, sin embargo, sin esa característica no tendríamos la obra de Julia de Burgos. Fue muy fácil conectar con ella en su inmortalidad. Sin esa característica mi marca personal no existe. 

 Julia, mi yo de 40 años y las 40 mujeres que viven en mí. 

Junto a los consejos de Mami. 

Una conceptualización perfecta de la marca personal que no es un producto ni un servicio y que es única a mí en mis fortalezas y oportunidades. Que es única a mí en mi humanismo, sus debilidades y amenazas. En mi imperfección.  En mis valores y principios. Esos que no voy a dejar de defender.

Una conceptualización que no se puede vender con desnudez ni obviando mi historia. Tampoco mi despertar ante la opresión del mundo machista y patriarcal y el rol de las hembristas en él.  

La nadadora de 10 años.

La diseñadora de moda de 26 años. 

La fotógrafa de 18 años.

La guitarrista, la curiosa que colecciona libros de temas que nadie lee.

La publicista.

La relacionista profesional con Maestría a la que nunca contrataron porque llevaba demasiado tiempo trabajando en publicidad.

La directora de mercadeo que fue hostigada sexualmente. Esa a la que no le dieron el puesto porque había trabajado un café de bajo precio y no podía trabajar uno premium.

La chef de casa bien yonqui.

La escritora de 17 años.

La puertorriqueña que también es árabe musulmana católica cristiana pero también tiene una hindú que practica yoga dentro de sí y que lee el Corán o la Biblia o colecciona malas y rosarios (¡Al Dios musulmán y al Dios cristiano le pido ayuda! pues es el mismo siempre y la gente no me entiende). 

Soy esa que ya aprendió que la revolución que protagonizo siendo mujer tiene que buscar embestir al enemigo quebrando el no. 

Que no me conformo con un anuncio desnudando mi cuerpo. 

Que eso no es inteligente.

Que eso no es mercadeo de una imagen corporativa de un ser humano, que es mujer, y que tiene convicción y responsabilidad social en cada una de las áreas de ingreso que sirven para escalar proyectos empresariales ambiciosos en su impacto en Puerto Rico, el Caribe y Latinoamérica. 

Que si te educas, y eres un verdadero experto de la estrategia, te darás cuenta que es la peor de las estrategias que una mujer emprendedora con ideas concretas e inteligentes puede utilizar.   

Preguntó Julia de Burgos en Poema Para Mi Muerte ‘¿Cómo habré de llamarme cuando sólo me quede recordarme?’ 

¿Qué responderás cuando sea tu momento?

Yo tengo clara mi respuesta. Ante un anhelo… me llamaran escritora. 

Anaïs López Masih
Anaïs López Masih

©Copyright 2020 Anaïs López Masih. Todos los derechos reservados.
El ejercicio es el esfuerzo del cuerpo que consume la energía de la alimentación.
 
El Entrenador Personal es miembro legítimo del sistema de Salud. “Mi enfoque es crear alianza para valorar la profesión que practico dentro del sistema de salud en Puerto Rico. Busco un espacio como portavoz para explicar que el ejercicio es la mejor medicina de prevención y manejo en las condiciones que nos afectan. Para lograr mi objetivo acumulo horas de educación especializada que aportan habilidades únicas en mi trabajo con clientes que siguen tratamiento médico por lesión o enfermedad e interesan lograr longevidad y superar los retos con el beneficio del ejercicio”, afirmó López Masih.
 
Para aprender más sobre el ejercicio para prevención y manejo de enfermedades crónicas puedes contactarme.

Related

Sobre el movimiento humano

Los achaques de vejez no son otra cosa que daños por mala postura en el sistema nervioso que conecta con el sistema músculo-esqueletal. Esa mala postura, o forma de ejecución en un movimiento, que adquieres por no tener la preparación física adecuada para tu forma favorita de mover tu cuerpo.

Lee más

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.