Sobre el movimiento humano

Los achaques de vejez no son otra cosa que daños por mala postura en el sistema nervioso que conecta con el sistema músculo-esqueletal. Esa mala postura, o forma de ejecución en un movimiento, que adquieres por no tener la preparación física adecuada para tu forma favorita de mover tu cuerpo.