Por: Anaïs López Masih

Sobre Ejercicio en etapa Prenatal, Embarazo y Posnatal.

A principios del mes de mayo del año 2018, el Colegio Americano de Obstetras y Ginecólogos (ACOG, por siglas en Inglés The American College of Obstetricians and Gynecologists), publicó nuevas recomendaciones para manejar el cuidado posparto. En la actualidad la mayoría de aseguradoras cubren una visita después del alumbramiento. La propuesta contempla un período de apoyo continuo durante las 12 semanas después del nacimiento.

“La visita después del parto debe incluir una evaluación a profundidad sobre aspectos físicos, sociales, y del bienestar psicológico incluyendo las siguientes categorías: estado de ánimo, bienestar emocional; cuidado y alimentación del bebé; sexualidad, anticoncepción, e intervalo de espera antes de un nuevo embarazo; patrones de sueño y fatiga; recuperación física del nacimiento; manejo de enfermedades crónicas; y mantenimiento de salud.”

Existe una idea equivocada de que dejas de ser posparto una vez tu bebé alcanza alguna edad particular. La realidad es que el período posterior al alumbramiento implica que el cuerpo de la mujer cambia tan pronto como da a luz una nueva vida. A menudo incluso tenemos como resultado una mujer convertida en una persona distinta. Ese cuerpo y esa mujer son posparto para siempre.

Para nada este hecho debe ser percibido como alarmante o limitante. El milagro de dar vida está en la naturaleza biológica de la mujer. Y aún así, la ingeniería de la sociedad lleva a la mujer a esquivar o vivir de forma urgente esta etapa tan hermosa.

Muchos entrenadores, profesionales de salud y aptitud física que trabajan con madres asumen que sus clientes no son posparto si los niños de sus clientes alcanzan los dos, cinco o incluso diez años. No están educados en la biología de los órganos en la pelvis que incluyen los huesos coxales, sacro y cóccix, que contiene la terminación del tubo digestivo, la vejiga urinaria y la parte interna de los órganos genitales y la conexión musculoesqueletal de la región.

Y si no conocen la biología mucho menos saben desarrollar estrategias de ejercicio para las funciones que deben cumplir los órganos en la región pélvica. No valoran la necesidad de que la clienta tenga esta estrategia e implemente la misma. Y por como está siendo manejado en la actualidad el período después del alumbramiento nadie habla del tema, por ende muchas mujeres desconocen que tienen esta necesidad y hay un beneficio de trabajar la aptitud relacionada al área.

En conclusión, es un tema no negociable a dominar para aquel entrenador personal que interesa brindar servicios a madres.

Si eres madre debes buscar que tu programa de ejercicio contemple la biología de la región pélvica y que las estrategias que sigas estén desarrolladas por un profesional que cuente con la educación continuada en el tema y credenciales que comprueben sus conocimientos.

A mis clientes madres le ofrezco una guía individual a sus necesidades y estado físico factible a seguir para reanudar la actividad física y no tan sólo lograr un peso saludable pero obtener la mejor salud psicológica-emocional y sexual posible.

Adoro tener la oportunidad de entrenar mujeres y por esta razón he dedicado mucho tiempo a especializarme en el conocimiento y destrezas de entrenamiento personal no tan sólo en posparto, pero en la etapa previa al embarazo y durante el mismo manteniendo comunicación directa con el equipo de salud de mis clientes.

Sobre la autora

Anaïs López Masih tiene diplomas de bachillerato y maestría en Comunicaciones. Sus clientes de entrenamiento personal y preparación física son en su mayoría mujeres y ha estado involucrada en el campo de la aptitud física, levantamiento de pesas y yoga por más de una década. Cuenta con la certificación de la American Council on Exercise como Entrenadora Personal, programa avalado por la NCCA, cuerpo acreditador de mayor prestigio en las certificaciones relacionadas las profesiones aliadas en el cuidado de la salud. Su visión difunde la idea del ejercicio como la medicina más efectiva que existe tras haber logrado dormir los síntomas del Síndrome de Ovarios Poliquísticos, Endometriosis y problemas con la glándula Tiroide. Además ha tenido éxito evitando el diagnóstico de Diabetes Tipo 2 aplicando la Ciencia del Ejercicio. Cuenta además con dos licencias del Departamento de Recreación y Deportes en Puerto Rico.

Leave a Reply

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.